[Cáncer]

Prevención, tratamiento y cura

Nuestro compromiso

¿Qué es el cáncer metastático

o la metástasis?

 

Tomado del sitio cancer.org

El cáncer metastático es cáncer que se ha diseminado de su lugar de origen a otras partes del cuerpo. Un tumor que se forma de las células del cáncer metastático se llama tumor metastático o metástasis. El proceso por el cual las células del cáncer se diseminan a otras partes del cuerpo se llama también metástasis.

El cáncer metastático tiene el mismo nombre y el mismo tipo de células cancerosas que el cáncer original o primario. Por ejemplo, el cáncer de seno que se disemina a los pulmones y forma un tumor metastático se llama cáncer metastático de seno y no cáncer de pulmón.

 

Al observarlas al microscopio, las células del cáncer metastático tienen en general el mismo aspecto que las células del cáncer original. Además, tanto las células del cáncer metastático como las del cáncer original presentan algunas características moleculares comunes, como la expresión de algunas proteínas o alteraciones especificas de cromosomas.

Aunque algunos tipos de cáncer metastático pueden ser curados con los tratamientos actuales, la mayoría no. Sin embargo, hay tratamientos para todo paciente con cáncer metastático. En general, el objetivo principal de estos tratamientos es controlar el crecimiento del cáncer o aliviar los síntomas que causa. En algunos casos, los tratamientos para el cáncer metastático pueden ayudar a prolongar la vida. Sin embargo, la mayoría de las personas que mueren de cáncer, mueren por enfermedad metastática.

 

¿Puede cualquier tipo de cáncer formar un tumor metastático?

 

Prácticamente todo cáncer, incluso los cánceres de la sangre y del sistema linfático (leucemia, mieloma múltiple y linfoma), puede formar tumores metastáticos. Aunque son poco comunes, se ha reportado metástasis de cáncer de la sangre y del sistema linfático a los pulmones, al corazón, al sistema nervioso central y a otros tejidos.

 

¿A dónde se disemina el cáncer?

 

Los lugares más comunes de metástasis del cáncer son, en orden alfabético, el cerebro, el hígado, los huesos y los pulmones. Aunque la mayoría de los cánceres tienen la capacidad para diseminarse a muchas partes diferentes del cuerpo, en general se diseminan a un lugar con más frecuencia que a otros. La tabla a continuación muestra los sitios más comunes de metástasis, con exclusión de los ganglios linfáticos, para varios tipos de cáncer:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

*En orden alfabético. El cerebro incluye el tejido neural del cerebro (parénquima) y las leptomeninges (las dos membranas más internas—piamadre y aracnoides—de las tres membranas que se conocen como las meninges que rodean el cerebro y la médula espinal; el espacio entre la aracnoides y la piamadre contiene fluido cefalorraquídeo). En el pulmón se incluye la parte principal del pulmón (parénquima) así como la pleura (la membrana que cubre los pulmones y reviste la cavidad torácica).

 

¿Cómo se disemina el cáncer?

 

La metástasis de células cancerosas comprende los pasos siguientes:

 

• Invasión local: Las células cancerosas invaden el tejido normal del derredor.

• Intravasación: Las células cancerosas invaden y penetran las paredes de los ganglios linfáticos o los vasos sanguíneos cercanos.

• Circulación: Las células cancerosas se mueven por el sistema linfático y por el torrente sanguíneo a otras partes del cuerpo.

• Paro y extravasación: Las células cancerosas se detienen, o dejan de moverse, en vasos sanguíneos pequeños, llamados capilares, en un sitio distante. Luego invaden las paredes de los capilares y emigran a los tejidos del derredor (extravasación).

• Proliferación: Las células cancerosas se multiplican en el sitio distante para formar tumores pequeños llamados micrometástasis.

• Angiogénesis: Las micrometástasis estimulan el crecimiento de vasos sanguíneos nuevos para obtener el suministro de sangre. El suministro de sangre es necesario para obtener el oxígeno y los nutrientes necesarios para el crecimiento continuo del tumor.

 

Ya que los cánceres del sistema linfático o del aparato circulatorio ya están presentes en los vasos linfáticos, en los ganglios linfáticos o en los vasos sanguíneos, no todos estos pasos son necesarios para su metástasis. Además, el sistema linfático drena en el aparato circulatorio en dos sitios del cuello.

 

La capacidad de las células cancerosas para metastatizarse con éxito depende de sus propiedades individuales; de las propiedades de las células que no son cancerosas, incluso de las células del sistema inmunitario presentes en el sitio original; y de las propiedades de las células que se encuentran en el sistema linfático o en el torrente sanguíneo y en el destino final en la otra parte del cuerpo. No todas las células cancerosas, por sí mismas, tienen la capacidad para metastatizarse. Además, las células que no son cancerosas en el sitio original pueden ser capaces de bloquear la metástasis de las células cancerosas. Así también, el haber logrado llegar a otro sitio en el cuerpo no garantiza que se formará un tumor metastático. Las células cancerosas metastáticas pueden permanecer inactivas (sin crecer) en un sitio distante por muchos años antes de empezar a crecer de nuevo, si es que lo hacen.

 

¿Tiene síntomas el cáncer metastático?

 

Algunas personas que presentan cáncer metastático no tienen síntomas. Sus metástasis se encuentran por rayos X o por otras pruebas.

 

Cuando los síntomas de cáncer metastático surgen, el tipo y la frecuencia de los síntomas dependen del tamaño y la ubicación de la metástasis. Por ejemplo, el cáncer que se disemina a los huesos es probable que cause dolor y puede resultar en fracturas. El cáncer que se disemina al cerebro puede causar varios síntomas, incluso dolores de cabeza, convulsiones e inestabilidad. La falta de respiración puede ser un signo de metástasis al pulmón. La hinchazón abdominal o la ictericia (piel amarilla) pueden indicar que el cáncer se ha diseminado al hígado.

 

Algunas veces se descubre el cáncer primario de una persona solo después de que el tumor metastático ha causado síntomas. Por ejemplo, un hombre con cáncer de próstata que se ha diseminado a los huesos de la pelvis puede tener dolor en la parte inferior de la espalda (causado por el cáncer en los huesos) antes de experimentar cualquier síntoma por el tumor original en su próstata.

Si aún tiene dudas, por favor póngase en contacto con nosotros a info@grupohope.org o en nuestro consultorio al 2522-1000 ext 6005

© 2014 by www.irenejimenez.com. Proudly made with Wix.com

Hospital Clínica Bíblica, Consultorio 3, 2do piso, Edificio Omega

Tel: +506-2522-1000 ext 6005 | info@grupohope.org | administracion@grupohope.org