[Cáncer]

Prevención, tratamiento y cura

Nuestro compromiso

Todo lo que usted necesita saber sobre el cáncer de seno.

Por el Instituto nacional del Cáncer

de los institutos nacionales de salud de EEUU

Los senos

 

En el interior de los senos de la mujer hay 15 o 20 secciones llamadas lóbulos. Cada lóbulo está formado de muchas partes más pequeñas llamadas lobulillos. Los lobulillos contienen grupos de glándulas diminutas que pueden producir leche.

 

Después del nacimiento del bebé, leche fluye del seno de la mujer desde los lobulillos al pezón por unos tubos delgados llamados conductos. El espacio entre los lobulillos y los conductos está lleno de grasa y de tejido fibroso.

Esta imagen muestra los lobulillos y conductos dentro del seno. Muestra también los ganglios linfáticos cercanos al seno.

El proceso del cáncer

 

El cáncer empieza en las células, las cuales son las unidades básicas que forman los tejidos y órganos del cuerpo, incluidos los senos.

 

Las células normales del seno y de otras partes del cuerpo crecen y se dividen para formar células nuevas a medida que el cuerpo las necesita. Cuando las células normales envejecen, o se dañan, mueren y células nuevas las reemplazan.

 

Algunas veces, este proceso se descontrola. Células nuevas se forman cuando el cuerpo no las necesita, y células viejas o dañadas no mueren cuando deberían morir. Esta acumulación de células que no son necesarias forma, con frecuencia, una masa de tejido que se llama bulto, crecimiento o tumor.

 

Los tumores en el seno pueden ser benignos (no cancerosos) o malignos (cancerosos):

• Tumores benignos:

- Generalmente no son dañinos.

- Rara vez invaden los tejidos de su derredor.

- No se diseminan a otras partes del cuerpo.

- Pueden extirparse y, generalmente, no vuelven a crecer.

 

• Tumores malignos:

- Algunas veces pueden poner la vida en peligro

- Pueden invadir órganos y tejidos cercanos (como la pared del tórax)

- Pueden diseminarse a otras partes del cuerpo

- Pueden extirparse en general, pero algunas veces vuelven a crecer

 

Las células cancerosas del seno pueden diseminarse al desprenderse de un tumor del seno. Pueden viajar por los vasos sanguíneos o por los vasos linfáticos para llegar a otras partes del cuerpo. Después de diseminarse, las células cancerosas pueden adherirse a otros tejidos y crecer para formar nuevos tumores que pueden dañar esos tejidos.

 

Por ejemplo, las células cancerosas pueden diseminarse primero a los ganglios linfáticos cercanos. Hay grupos de ganglios linfáticos cerca del seno debajo del brazo (axila), arriba de la clavícula y en el pecho detrás del esternón.

 

Cuando el cáncer se disemina desde su sitio original a otra parte del cuerpo, el tumor nuevo tiene la misma clase de células anormales y el mismo nombre que el tumor primario (original). Por ejemplo, si el cáncer de seno se disemina al pulmón, las células cancerosas en el pulmón en realidad son células cancerosas de seno. La enfermedad es cáncer metastático de seno, no cáncer de pulmón. Por ese motivo, se trata como cáncer de seno y no como cáncer de pulmón.

 

Tipos de cáncer de seno

 

El cáncer de seno es el cáncer más común en las mujeres de Estados Unidos (con excepción del cáncer de piel). En 2013, más de 230 000 mujeres estadounidenses recibirán un diagnóstico de cáncer de seno.

 

El tipo más común de cáncer de seno es el carcinoma ductal. Este cáncer empieza en las células que revisten los conductos del seno. Consulte la página 1 para ver una ilustración de los conductos del seno. Casi 7 de cada 10 mujeres con cáncer de seno tienen carcinoma ductal.

 

El segundo tipo más común de cáncer de seno es el carcinoma lobulillar. Este cáncer empieza en un lobulillo del seno. Consulte la página 1 para ver una ilustración de los lobulillos. Casi 1 de cada 10 mujeres con cáncer de seno tiene carcinoma lobulillar.

 

Otras mujeres tienen una mezcla de los tipos de carcinoma ductal y lobulillar o tienen un tipo menos común de cáncer de seno.

 

Tratamientos del cáncer de seno

 

Las mujeres con cáncer de seno tienen muchas opciones de tratamiento. Las opciones de tratamiento son:

• Cirugía

• Radioterapia

• Terapia hormonal

• Quimioterapia

• Terapia dirigida

 

Usted puede recibir más de un tipo de tratamiento.

El tratamiento que es mejor para una mujer puede no ser el mejor para otra. El tratamiento que es correcto para usted depende principalmente de:

• El estadio del cáncer de seno

• Si el tumor tiene (o no) receptores de hormonas

• Si el tumor tiene (o no) demasiada proteína HER2

• Su estado general de salud

 

Además, su plan de tratamiento depende de:

• El tamaño del tumor en relación con el tamaño de su seno

• Si ha pasado (o no) por la menopausia

 

En cualquier etapa de la enfermedad, Grupo Hope le ofrece cuidados médicos de apoyo, disponibles para controlar el dolor y otros síntomas, para aliviar los efectos secundarios del tratamiento y para calmar las preocupaciones emocionales.

 

Cirugía

 

La cirugía es el tratamiento más común para cáncer de seno. Hay varios tipos de cirugía.

Su cirujano puede explicarle cada tipo de cirugía, comparar los beneficios y los riesgos, y ayudarle a decidir qué tipo de cirugía sería el mejor para usted:

 

• Extirpación parcial del seno: La cirugía conservadora de seno es una operación para extirpar el cáncer y algo de tejido normal de su derredor. También se llama cirugía preservadora del seno. Puede ser una tumorectomía o una mastectomía segmentaria (también llamada mastectomía parcial). Generalmente, la mujer recibe radioterapia después de la cirugía conservadora del seno para destruir las células cancerosas que pueden haber quedado en el área del seno.A algunas mujeres se les extirpará más tejido pero no todo el seno. En el caso de estas mujeres, el cirujano extirpará los ganglios linfáticos debajo de la axila y algo del revestimiento que está sobre los músculos del pecho, debajo del tumor.

 

• Extirpación total del seno: La cirugía para extirpar todo el seno (o tanto tejido del seno como sea posible) se llama mastectomía. En algunos casos, una mastectomía conservadora de piel puede ser una opción. En este procedimiento, el cirujano extirpa la menor cantidad posible de piel.

– En la mastectomía total (o simple), el cirujano extirpa todo el seno pero no extirpa los ganglios linfáticos de la axila.

- En la mastectomía radical modificada, el cirujano extirpa todo el seno y la mayoría de los ganglios linfáticos de la axila o todos ellos. Con frecuencia, se extirpa el revestimiento que está sobre los músculos del pecho. Es posible que se quite también un pequeño músculo del pecho para facilitar que se extirpen los ganglios linfáticos.

 

La elección entre la cirugía conservadora del seno y la mastectomía depende de muchos factores:

• El tamaño, lugar y estadio del tumor

• El tamaño de su seno

• Ciertas características del cáncer

• Qué piensa usted de los cambios que tendrá su seno por la cirugía.

• Qué piensa usted de la radioterapia

• Si usted puede viajar al centro de radioterapia para recibir sesiones diarias de tratamiento.

 

El cirujano generalmente extirpa uno o más ganglios linfáticos de la axila para ver si hay células cancerosas allí. Si hay células cancerosas en los ganglios linfáticos, será necesario administrar otros tratamientos para el cáncer.

 

Después de la mastectomía, usted puede escoger hacerse la reconstrucción del seno. Esta es una cirugía plástica para reconstruir la forma del seno. Si usted está pensando en hacerse la reconstrucción del seno, hable con uno de nuestros cirujanos plástico antes de hacerse la cirugía para el cáncer.

 

Es normal que sienta cansancio o debilidad por un tiempo después de la cirugía por cáncer de seno. El tiempo que se lleva la recuperación es diferente para cada mujer.

 

La cirugía causa dolor y sensibilidad, y la piel donde se extirpó el seno puede sentirse tensa. Los músculos de su brazo y del hombro pueden sentirse tiesos y débiles, y puede sentir dolor en el cuello y la espalda. Los medicamentos pueden ayudar a controlar el dolor. Antes de la cirugía, hable con su equipo de atención médica sobre un plan para aliviar el dolor. Después de la cirugía, su médico puede ajustar el plan si usted necesita más alivio.

 

Cualquier tipo de cirugía lleva consigo un riesgo de infección, de sangrado o de otros problemas. Avise inmediatamente a su equipo de atención médica si se presenta algún problema.

 

Al extirpar los ganglios linfáticos de la axila, la linfa, o fluido linfático, fluye con más lentitud. El fluido puede acumularse en el brazo y en la mano y causar hinchazón. Esta hinchazón se llama linfedema. Esto puede presentarse inmediatamente después de la cirugía o después de unos meses y aun años más tarde. Proteja siempre de cortaduras, quemaduras y de otras heridas el brazo y la mano del lado afectado de su cuerpo. Recuerde a las enfermeras que no tomen su presión arterial ni le pongan inyecciones en el lado afectado de su cuerpo.

 

Ya que los nervios pueden haberse lesionado o cortado durante la cirugía, usted puede tener entumecimiento y hormigueo en el pecho, en la axila, en el hombro o en la parte superior del brazo. Estas sensaciones pueden desaparecer a las pocas semanas o meses.

 

Radioterapia

 

La terapia de radiación usa rayos de alta energía para eliminar las células cancerosas. Afecta únicamente las células en la parte del cuerpo que está siendo tratada.

 

La radioterapia puede usarse después de la cirugía para destruir cualquier célula cancerosa que pudiera quedar en la zona del pecho. Las mujeres generalmente reciben radioterapia después de la cirugía conservadora de seno, pero a veces se usa también después de la mastectomía. Usted puede recibir radioterapia para tratar el cáncer de seno de dos maneras:

 

• Máquina fuera del cuerpo (radioterapia externa): La radiación proviene de una máquina grande fuera del cuerpo. Para recibir este tratamiento usted va a un hospital o clínica. Generalmente recibirá tratamiento una vez al día, 5 días a la semana durante 3 o 6 semanas. Cada sesión de tratamiento dura solo unos pocos minutos. La radiación externa es el tipo de radioterapia más común que se usa para el cáncer de seno.

 

• Material dentro del cuerpo (braquiterapia): El médico coloca uno o más tubos delgados dentro del seno por una incisión pequeña. Una sustancia radiactiva se pone dentro del tubo. La sesión de tratamiento puede durar unos pocos minutos y se retira el tubo con la sustancia. Después de retirar la sustancia, no queda radiactividad en el cuerpo. Este método de radioterapia puede repetirse todos los días durante una semana.

 

Los efectos secundarios dependen principalmente del tipo de radiación y de la dosis administrada. Pida a su equipo de atención médica que le describan lo que puede esperar.

 

Es común que la piel del área tratada se ponga roja, seca, sensible y que sienta comezón. Consúltenos antes de usar lociones, cremas o desodorantes en el área tratada. Una vez terminado el tratamiento, la piel sanará lentamente. Sin embargo, es posible que haya un cambio permanente en el color de la piel.

 

Con cualquier tipo de radioterapia, su seno puede sentirse pesado y duro. La terapia de radiación interna puede hacer que su seno se vea rojizo o con moretones. Dichos problemas desaparecen generalmente con el tiempo. El sostén y la ropa apretada pueden rozar la piel y causar irritación. Tal vez usted querrá usar ropa suelta de algodón durante ese tiempo.

 

Es probable que usted sienta mucho cansancio durante la radioterapia, especialmente en las últimas semanas del tratamiento. Aunque descansar lo suficiente es importante, la mayoría de las personas dicen que se sienten mejor cuando hacen ejercicio todos los días. Trate de caminar un poco, de estirarse con suavidad o de hacer yoga.

 

Terapia Hormonal

 

La terapia hormonal puede también llamarse tratamiento anti-hormonal. Si los análisis de laboratorio indican que sus células cancerosas del seno tienen receptores de hormonas, entonces la terapia hormonal puede ser una opción. La terapia hormonal impide que las células cancerosas obtengan las hormonas naturales (estrógeno y progesterona) que necesitan para crecer.

 

Si no ha pasado por la menopausia, las opciones para la terapia hormonal son las siguientes:

• Un fármaco que bloquea la actividad del estrógeno en el cuerpo (tamoxifeno)

• Cirugía para extirpar los ovarios (los cuales producen estrógeno)

• Un fármaco que reduce la cantidad de estrógeno producido por los ovarios (agonista LH-RH)

 

Si usted ya ha pasado por la menopausia, las opciones son las siguientes:

• Un fármaco que impide que el cuerpo produzca estrógeno (inhibidor de aromatasa)

• Tamoxifeno

 

Los efectos secundarios de la terapia hormonal dependen del tipo de tratamiento. Los efectos secundarios más comunes son los bochornos y sofocos, secreción vaginal y náuseas.

 

Quimioterapia

 

La quimioterapia es el uso de fármacos para destruir las células cancerosas. Puede administrarse a mujeres con cáncer de seno en estadios I, II, III o IV. La quimioterapia puede administrarse antes o después de la cirugía.

 

Los fármacos para tratar el cáncer de seno se administran generalmente por una vena, (intravenosa), por inyección con una aguja delgada o en pastilla o píldora. Es posible que usted reciba una combinación de fármacos.

 

Usted puede recibir la quimioterapia en una clínica, en el consultorio del médico o en su casa. Generalmente, las mujeres no necesitan quedarse en el hospital durante el tratamiento.

 

Los efectos secundarios dependen principalmente de los fármacos que se usen y de la dosis. La quimioterapia destruye

células cancerosas que crecen con rapidez, pero los fármacos pueden también dañar las células normales que se dividen con rapidez, tales como:

 

• Células de la sangre: Cuando los fármacos hacen bajar las concentraciones de glóbulos de la sangre sanos, usted tiene más probabilidad de contraer infecciones, de magullarse o de sangrar con facilidad y puede sentir mucha debilidad y cansancio. Su equipo de atención médica le hará análisis de sangre para vigilar las concentraciones bajas de glóbulos de la sangre. Si las concentraciones están bajas, su equipo de atención médica puede suspender la quimioterapia por un tiempo o reducir la dosis del fármaco. Existen además medicamentos que pueden ayudar a su cuerpo a producir glóbulos nuevos.

• Células en las raíces del pelo: La quimioterapia puede causar la caída del pelo. Si se le cae el pelo, este volverá a crecer después del tratamiento, pero es posible que cambien el color y la textura.

• Células que revisten el tubo digestivo: La quimioterapia puede causar falta de apetito, náuseas y vómitos, diarrea, o llagas en la boca y labios. Su equipo de atención médica puede suministrarle medicamentos y sugerirle otras formas de controlar estos efectos.

 

Algunos fármacos para el cáncer de seno pueden producir hormigueo o entumecimiento en las manos y en los pies. Este problema generalmente desaparece cuando termina el tratamiento.

 

Otros problemas pueden no desaparecer. Por ejemplo, algunos fármacos que se usan para tratar el cáncer de seno pueden debilitar el corazón. Nuestros médicos pueden examinar su corazón antes, durante y después del tratamiento. Un efecto secundario poco común de la quimioterapia es que años después del tratamiento, unas pocas mujeres han presentado leucemia (cáncer de los glóbulos de la sangre).

 

Si usted no ha pasado todavía por la menopausia, algunos fármacos para el cáncer pueden dañar los ovarios y causar sofocos o bochornos, sequedad vaginal y otros síntomas de menopausia. Sus periodos menstruales pueden hacerse irregulares o pueden cesar, y puede perder la facultad de quedar embarazada. Cuántos más años tenga, más probable será que este daño a los ovarios sea permanente. Las mujeres que quieran quedar embarazadas en el futuro deberán consultar con su equipo de atención médica sobre la forma de preservar sus óvulos antes de comenzar el tratamiento.

 

Por otra parte, otros fármacos anticancerosos no causan daño a los ovarios y usted todavía podría embarazarse durante la quimioterapia. Antes de empezar el tratamiento, hable con su doctor sobre el control de la natalidad porque muchos fármacos anticancerosos que se administran durante el primer trimestre se sabe que producen defectos de nacimiento.

 

Terapia Dirigida

 

Las mujeres cuyas pruebas de laboratorio muestran que sus células cancerosas de seno tienen demasiada proteína HER2 pueden recibir terapia dirigida. Las terapias dirigidas que se usan para tratar el cáncer de seno detienen el crecimiento de las células cancerosas al bloquear la acción de la proteína HER2 adicional.

 

Estos fármacos pueden administrarse por vía intravenosa o en forma de pastilla. Los efectos secundarios dependen principalmente del fármaco que se administra. Los efectos secundarios posibles son las náuseas, los vómitos y la diarrea. Los fármacos pueden también causar daño cardíaco, insuficiencia cardíaca y problemas respiratorios graves. Durante el tratamiento, su médico vigilará cualquier señal de problemas del corazón y de los pulmones.

Si aún tiene dudas, por favor póngase en contacto con nosotros a info@grupohope.org o en nuestro consultorio al 2522-1000 ext 6005

© 2014 by www.irenejimenez.com. Proudly made with Wix.com

Hospital Clínica Bíblica, Consultorio 3, 2do piso, Edificio Omega

Tel: +506-2522-1000 ext 6005 | info@grupohope.org | administracion@grupohope.org